AÑO 2004
LA OREJA DEL DIABLO





Ángel Filocrocce y equipo


Cuando empezamos a escuchar esa vocecita de niña inocente pidiendo “mil rosas” a toda hora, en todos lados, con una insistencia machacante, y luego de enterarnos que sus ventas ascienden a “mil discos” por semana -¡un éxito asombroso!- se nos ocurrió la pregunta de costumbre: ¿por qué semejante éxito con un material tan mediocre?
La respuesta podría estar en el poco oído musical del público actual, pero preferimos analizar en mayor profundidad lo que presenta el conjunto “LA OREJA DE VAN GOGH” por si detrás de sus temas “adolescentes” se ocultaba alguien más. Y, como es habitual, una vez más la intuición y la gracia de Dios nos ayudaron a hallar otro escondrijo del enemigo.
Recordamos que los mensajes subliminales son frases completas escondidas en los sonidos de las canciones, sólo para ser captadas por el subconsciente y que podrían llegar a modificar la conducta de los oyentes en determinadas circunstancias (como el hipnotismo o el lavado de cerebro). Nuestro objetivo es denunciar y demostrar en forma irrefutable que estos mensajes existen y han sido puestos -ocultos- intencionalmente con alguna finalidad malvada para que Usted, como oyente, sea sorprendido.


ROSAS PELIGROSAS


La canción “Rosas” es, sin duda, la más famosa del grupo “La oreja...”. En su contenido se encontraron más de 15 subliminales de los cuales vamos a destacar los más sobresalientes y claros, dejando de lado los que son demasiado subidos de tono o poco entendibles. La falta de respeto a lo sagrado es una constante. Así lo demuestran los siguientes subliminales:

Mensaje subliminal (1): “... Señor, Rey, qué pirata eres...” (clara referencia a Cristo Rey).




Mensaje subliminal (2): “... seguidme, me hundiré, Jesús, cerdo, vale...”.




El odio alcanza, como siempre en estos casos, a Roma, sede del catolicismo: Mensaje subliminal (3): “...Roma me la hace chupar a dolor... o se muere...”.




Pero, ¿quiénes son estos personajes que así enseñan a despreciar la Fe y la moral? Ellos, con su propia voz lo declaran en varios subliminales: Mensaje subliminal (4): “... son herejes donde los viernes yo me meto...”.




Mensaje subliminal (5): “... somos quebrantadas sin rey solemne...”. (condenadas que no aceptan a Cristo Rey).





Hasta se puede deducir el nombre de la secta y sus dirigentes: Mensaje subliminal (6): “... sos Edom... Brian es tu jefe... ”.




Mensaje subliminal (7): “... Eleana es bruja... muy feliz...”.




Mensaje subliminal (8): “... nos da luz para pararse, luz a sus hijos... sola...”.




O sea, les daría el éxito con tal de que pactaran con las fuerzas del Mal. La cantante, que en otro tema se llama a sí misma “bruja”, parece ocupar también la parte dirigente como lo expresa el subliminal siguiente: Mensaje subliminal (9): “...esa y yo somos luces...”.




También, y siempre a través del contenido de la canción escuchada inversamente podemos deducir cuáles serían algunas de sus prácticas rituales: Mensaje subliminal (10): “... él dice oremos...”. Bien se podría estar refiriendo a Brian, o al Diablo, o los dos en uno.




Todo indicaría que, además, se cometen perversiones sexuales: Mensaje subliminal (11): “... no es raro que me monte Emilia ...”.




Hasta aquí la muestra de esta impresionante colección de mensajes en un solo tema. Si Usted quiere, encuentre cómo se engarzan unos con otros. Hasta la letra normal con el mensaje oculto en muchas partes se complementan a la perfección. Es inútil intentar hablar de casualidad: si de estos ejemplos sólo uno fuera auténtico, estaríamos igualmente frente a un engaño condenado moral y legalmente en más de 50 países del mundo, entre ellos España, país de origen del conjuntito mencionado.De todas formas, no conformes con este resultado, elegimos unas canciones más del CD “Lo que te conté mientras te hacías la dormida” del mencionado grupo y lo que encontramos terminó de cerrar el ciclo investigativo que nos permite afirmar que en estas canciones, menos populares, también se aprovecha el medio subliminal para violar la conciencia de todo el que las escucha.

Veamos, mejor dicho, escuchemos:
En el tema 4, “Deseos de cosas imposibles”, la letra normal dice: “...me callo porque es tan cómodo engañarse... ”; sin embargo el subliminal dice con total claridad (12): “...hay que follar...”




expresión que para los españoles -y el mundo de habla hispana en general- significa una descarada invitación al acto sexual. Esta frase subliminal se repite a lo largo del tema, en distintas partes, 6 (seis) veces. En el tema 5, “Geografía”, se escucha normalmente: “... caricias bajo el mar...” pero esta frase oculta el mensaje (13): “...gran bruja soy...”.




Finalmente en el tema 7, “Tú y yo”, oímos: “...quieren descansar...” en forma normal; allí se oculta un subliminal que expresa (14): “...hazme ser un rey...”



deseo permanente de los satanistas y oferta continua del Demonio: “Te daré todos estos reinos si te postras y me adoras...”, conocida tentación hecha a Jesús en el desierto.
En varios sectores de estos temas hemos detectado palabras y frases en inglés, lo cual nos previene de los próximos pasos a seguir del conjunto español que nos ocupa. Recordamos que en invierno (año 2004) probablemente visitarán Argentina; esperemos no demostrar que somos el público más estúpido del mundo dándoles libertad para que envenenen a nuestra juventud y a nosotros mismos. Como empleados municipales que han descubierto un pozo en un camino, hemos colocado los avisos para que todos estén prevenidos, e iluminamos la zona lo más posible para que nadie se acerque al peligro. Si a pesar de esto, por imprudencia alguien cae y se lastima gravemente, será por no haber hecho caso a las advertencias. No es cuestión de parar la “oreja” a cualquier vocecita que ronda a nuestro alrededor, porque detrás de angelicales sonrisas pueden esconderse filosos dientes que desean clavarse en nuestras almas y las de nuestros hijos. Usted tiene ahora la iniciativa.


VOLVER